¿El render sustituye a la maqueta física?

A raíz del acelerado crecimiento de los avances tecnológicos que vivimos en la actualidad, mediante los cuales se busca mejorar nuestra vida en todos los ámbitos posibles, es inevitable que muchos de los profesionistas nos hagamos  preguntas como: ¿será que las maquinas reemplazarán el quehacer manual que requerían ciertos trabajos que por tradición o por falta de la tecnología adecuada siempre se habían hecho a mano? ¿Sera esto posible? 

Hablando concretamente de arquitectura, todo el quehacer referente al proceso de creación de un proyecto arquitectónico, desde el primer bosquejo de la idea preliminar se hacia a mano hasta hace no muchos años. Los planos arquitectónicos siempre fueron elaborados con el famoso estilógrafo y las regletas, los cuales se tenían que elaborar con mucha precisión y concentración si no se quería que el plano quedara estropeado por la tinta corrida o derramada en las ultimas líneas casi por concluir el trabajo, que muchas veces costaban varias horas de nuestro tiempo. Sin mencionar que al detectar algún error o alguna corrección en el plano, no había forma de hacer nada sino volver a empezar de nuevo e una hoja en blanco.

Es verdad que es una practica formativa el hecho que los jóvenes que estudian arquitectura en la actualidad necesitan aprender a diseñar con papel y lápiz, que es la forma correcta de empezar una idea de diseño, así como también aprender a dibujar un plano a mano. Pero llega un punto donde pareciera ser que la tecnología nos alcanzo rápidamente y que la realidad es que existen programas muy avanzados de diseño que nos facilitan bastante las tareas relacionadas con la profesión. Como si la idea del dibujo a mano se hubiera vuelto obsoleto y cada vez son menos los arquitectos o ingenieros que acuden a un restirador para trabajar sobre alguna idea de proyecto. Programas como el AutoCAD o Revit han llegado para revolucionar la forma en que en la actualidad concebimos la idea de proyectar, ahorrándonos mucho tiempo y dinero al momento de desarrollar un proyecto. Pero la realidad es que a pesar de todos estos avances tecnológicos, siguen existiendo procesos de diseño que para su entendimiento, requieren ser estudiados y concebidos de forma física y no digital, y que es verdad que el uso de herramientas digitales son un complemento al quehacer manual en el proceso de creación de un proyecto arquitectónico.

En el caso de las representaciones tridimensionales como las maquetas, los renders y recorridos virtuales llegaron para ayudarnos a brindarle al proyecto un toque de realismo y sofisticación que hace sumamente fácil comprender el producto terminado, recorrer los espacios terminados antes de siquiera empezar con la excavación del terreno físico. Sin duda es una excelente herramienta que llego para quedarse.

Sin embargo, las maquetas físicas siguen siendo tan solicitadas y utilizadas como las virtuales, ya que nos aportan una idea mas clara de las dimensiones de los espacios y formas y son un imam indiscutible para las personas, ya que a cualquiera nos causa curiosidad y asombro las miniaturas, sobre todo cuando son de buena calidad y contribuyen significativamente a la toma de decisiones para una persona que busca comprar un bien inmueble. Como dijimos anteriormente, son complemento una de la otra. Cada una de ellas aporta características únicas que facilitan el entendimiento del proceso de diseño y además enriquecen las estrategias que se utilizan para la venta inmobiliaria.

Revisemos algunas de estas ventajas, sin dejar de lado también las desventajas, las cuales se pudieran reforzar con la implementación de ambas herramientas.

Maqueta física.

Pros.

  • Por ser un objeto físico y a escala, produce curiosidad al espectador.
  • Da una mejor percepción del espacio.
  • Se puede observar desde todos los ángulos, ayudándonos a comprender todas las partes del proyecto.
  • Es el centro de atención en la presentación del proyecto.
  • En etapa de anteproyecto, es muy útil ya que nos ayuda a mejorar el concepto y la forma.

Contras:

  • No se pueden hacer copias para compartirlas y/o usarla en publicidad y difusión.
  • El tiempo de elaboración es mayor (15 días promedio) en comparación de un render (3 días)
  • El costo es mayor (3 veces mas) que un render
  • No se pueden apreciar detalles del proyecto (importantes).

Render.

Pros:

  • Es una herramienta que  podemos usar en nuestro plan de marketingpublicidad y difusión.
  • La imagen fotorrealista  «Vende».
  • El tiempo de elaboración es menor(3 días promedio) en comparación de una maqueta (15 días)
  • El costo es menor (3 veces menos) que una maqueta.
  • Se pueden hacer cuantas copias se quiera, para compartirlas con los demás.

Contras:

  • No se pueden apreciar todas las áreas del proyecto
  • Hay que elaborar varios renders para armar una buena presentación
  • Tiene que ser de buena calidad (fotorrealista) para captar la atención y curiosidad del espectador.
  • Se le puede dar el mood (contexto) que uno quiera comunicar, si este no coincide con la realidad, puede provocar desilusión.
  • Si tiene deficiencias como malos fotomontajes o no tiene una iluminación coherente, puede provocar falta de credibilidad en el espectador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *